homeopataEl reconocido experto mundial en Homeopatía, Lewis H. Hampton, fue sorprendido anoche por su mujer cuando se encontraba a punto de ingerir una Aspirina. En concreto se trataba de un sobre de Aspirina 500 mg granulado. La asombrada esposa no sólo se apresuró a llamar a este diario para darnos la noticia, sino que nos ha asegurado que mañana mismo rellenará los papeles del divorcio.

“Tengo migrañas crónicas”, se justificó la mujer, “llevo años tomándome toda clase de mierdas que me recetaba él, y que no funcionan para nada. ¿Y ahora al señorito le duele la cabeza y se toma una aspirina? Pues por mi ya le pueden dar [texto eliminado para no herir la sensibilidad de nuestros lectores]”.

El homeópata, por su parte, confesó sentirse muy avergonzado. “Fue un caso de crisis de fe. Llevo años creyendo en los poderes de la medicina homeopática, pero un día se te ocurre leer una revista científica, y dicen que si sólo recetamos agua con azúcar, y no sé qué de diluciones infinitas… y te pones a pensar. Luego se junta un maldito dolor de cabeza y de repente no sabes cómo, estás en la farmacia llenando el botiquín”.

Ante la pregunta de si abandonaría su cruzada en favor de la Homeopatía, contestó “No, ja, ja, tampoco nos pasemos” y cerró la puerta de su casa.