Dicen que en su primer partido los ratones Wild-Type les metieron una paliza.