No hay nada más gratificante que una tesis y una caja de bolis rojos al aterdecer en una hamaca...