No apuestes con el diablo, que sabe más por viejo que por diablo.